Limpiafondos Para La Piscina

Limpiafondos Para La Piscina

LIMPIAFONDOS PARA LA PISCINA

¿Qué limpiafondos es el más adecuado para tu piscina?

¿Qué limpiafondos es el más adecuado para tu piscina?

Limpiafondos para piscinas

La limpieza de la piscina constituye una de las operaciones más delicadas y qué más esfuerzo requieren de todos los procesos de mantenimiento de la pileta. El sistema de filtros permite mantener la suciedad suspendida en el agua, removiendo con mucha más dificultad todo aquello que se deposita en el fondo. Por este motivo es esencial contar con la ayuda de limpiafondos para picinas, que pueden clasificarse en tres tipologías diferentes: manuales, automáticos hidráulicos y electrónicos (robot).
Limpiafondos manuales

Se trata de aparatos cuyo funcionamiento es idéntico al de un aspirador, por lo que requieren de una persona que los ponga en marcha. La aspiradora escoba, uno de los dispositivos más extendidos, está compuesta de los siguientes elementos: la cabeza de la escoba (en ABS o en metal), un asa telescópica en aluminio y una manguera flotante. Situada la válvula selectora de la instalación de la piscina en la posición de filtración, la escoba recoge del fondo de la pileta toda la suciedad acumulada, que es transportada hacia el filtro. Otro de los dispositivos manuales más extendidos dentro del mercado acuático es el aspirador Venturi. Se diferencia del resto por la incorporación de un tubo que, gracias al efecto descubierto por el físico Venturi, provoca que la presión del agua que entra genere un vacío en la bolsa de recogida, en la que se deposita toda la suciedad. Este limpiafondos es ideal para piscinas sobre suelo que ya cuentan con un pequeño sistema de filtrado. Aunque su bajo precio constituye una de sus principales ventajas, requiere de mucho trabajo manual y por consiguiente de pérdida de tiempo.

Limpiafondos automáticos hidráulicos

Son aparatos muy fáciles de usar, ya que pueden conectarse al skimmer o a la boca de succión instalada en la pared de la piscina. Estos limpiadores hidráulicos se ponen en funcionamiento cuando se activa la bomba, recogiendo la suciedad y liberándola en el sistema de filtración. Sólo limpian el fondo de la piscina y pueden dejar residuos suspendidos en el agua. La principal ventaja de este tipo de limpiafondos es que no requieren ningún tipo de mantenimiento.

 

Limpiafondos eléctricos (robot)

Este tipo de limpiadores utilizan una bolsa de filtro para recoger toda la suciedad, que está situada en el interior del propio aparato. Se componen de partes eléctricas que precisan de fuentes de alimentación de 220 V, sin implicar en ningún caso a los sistemas de limpieza existentes en la piscina y comportándose como filtros secundarios. Su coste es más elevado que el de los aparatos hidráulicos, aunque también sus prestaciones, que actúan sobre fondos, escaleras y paredes verticales, dan lugar a resultados muy difíciles de conseguir con las clásicas operaciones manuales de limpieza. El rendimiento que se obtiene a través de este tipo de dispositivos es mucho mejor que el que puede conseguirse con cualquier otro sistema de mantenimiento para piscinas.