Piscina Liner: Hacer Un Mantenimiento

Piscina Liner: Hacer Un Mantenimiento

PISCINA LINER: HACER UN MANTENIMIENTO PERFECTO


PISCINA LINER

PISCINA LINER

El liner o revestimiento interior de las piscinas es uno de sus elementos imprescindibles ya que es el que garantiza la impermeabilidad y estanqueidad de la instalación y evita cualquier tipo de fuga de agua. Por ello es importante, en primer lugar, elegir el liner que mejor se adapte a las necesidades de la piscina y a los gustos del cliente, lo que es posible gracias a las diferentes opciones que hay actualmente en el mercado.

Liner de PVC, fácil y cómodo

El revestimiento que se ha instalado más frecuentemente en los últimos años, tanto en piscinas rehabilitadas como en las de nueva construcción, ha sido el de PVC. Este revestimiento se presenta en forma de láminas de, aproximadamente, 1,5 mm. de grosor y una longitud máxima de 25 metros, lo que favorece que no haya juntas y se minimicen las tareas de limpieza de la piscina.

Normalmente incorporan barnices especiales que las protegen de la intemperie y los efectos de los rayos U.V. y fungicidas que evitan el desarrollo de microorganismos. Igualmente, son resistentes tanto a los productos químicos que se emplean en el mantenimiento básico de las piscinas como a posibles manchas que puedan causar, por ejemplo, aceites solares o depósitos calcáreos.

Cómo evitar el deterioro

No obstante, los fabricantes recomiendan seguir algunas recomendaciones para evitar el deterioro prematuro del liner:

  • Se pueden emplear todos los productos químicos de mantenimiento que se utilizan en cualquier otro tipo de piscina, salvo las pastillas multiacción o los antialgas que tengan sulfato de cobre.
  • Se debe evitar el uso de lejías o sosa caústica para la desinfección del agua –aparte de perjudicar al liner, puede llegar a ser peligroso para los usuarios-.
  • Los productos químicos no deben añadirse directamente al vaso porque pueden producir manchas, decoloraciones o, en el peor de los casos, adherirse a las paredes o el suelo y quemar el liner. Si se emplean en forma líquida o granulados, hay que disolver la dosis correspondiente en un recipiente con agua e incorporarlos a la piscina con la depuradora en marcha. Otra opción para los productos en pastillas es colocarlos en un dosificador flotante.
  • También son efectivos y no revisten problemas para el liner todos los productos exentos de cloro como son los bromados y aquellos con base de oxígeno activo.

Qué hacer si aparecen manchas

Las manchas que puedan ir apareciendo en el liner probablemente se deban a que el mantenimiento general de la piscina no ha sido el idóneo. O bien porque no se han empleado las dosis correctas de antialgas, floculantes, desinfectantes o estabilizadores del PH, o porque no se ha mantenido el agua completamente limpia y se ha ido acumulando la suciedad.

  • En todos los casos, en primer lugar hay que analizar el PH y el cloro del agua de la piscina para conseguir que alcancen los niveles recomendados – entre un 7,2 y un 7,6 en caso del PH e inferior a 1,2 miligramos por litro para el cloro-. La razón es que muchas manchas que pueden aparecer se deben al efecto de hongos o algas que se desarrollan por niveles demasiado elevados en el PH.
  • Una vez regulado, y si las manchas son de origen orgánico, conviene emplear productos específicos para liner y gresite, porque son las más complicadas de eliminar y usar productos más agresivos puede acabar en un deterioro absoluto del revestimiento.
  • Si las manchas son metálicas o de cal se pueden limpiar frotando con aguafuerte diluido y enjuagar con agua abundante.
  • Si, pese a ello, no se consigue acabar con las manchas o lo que se observa son decoloraciones –normalmente ocasionadas por el suministro inadecuado de los productos químicos- la solución final pasará por la instalación de un nuevo liner.

Revestimiento de las piscinas desmontables

La flexibilidad y resistencia al desgarro que proporciona el PVC favorece que sea, también, el revestimiento mayoritariamente empleado en el caso de las piscinas desmontables. Y, al igual que en otro tipo de piscinas, el mantenimiento es sencillo y no requiere atenciones especiales.

El único aspecto al que hay que prestar especial atención es en caso de que se detecte alguna fuga de agua. Si se trata de un rasguño o pinchazo pequeño es posible reparar el liner con unos parches que se pueden colocar sin vaciar la piscina.

Pero si se detectan grietas de mayor tamaño o un descenso elevado del nivel del agua, siempre es recomendable contactar con un profesional especializado para que resuelva el problema con todas las garantías y sin dañar la estructura del vaso.